Logo Julián Martín Dorado

La influencia del clima invernal en la curación del Jamón Ibérico

curación del jamón ibérico

Si eres de los que odia el frío y piensas que no trae nada bueno, quizás cambies de opinión cuando sepas que las bajas temperaturas influyen  muy positivamente en el sabor final del Jamón Ibérico.

En el complejo mundo de la elaboración del jamón ibérico, el clima juega un papel muy importante.

Desde la cría del cerdo hasta su curación final, el frío es un aliado fundamental que influye tanto en textura, como en el sabor y en la calidad general del jamón ibérico.

En el artículo de hoy, exploramos cuál es la influencia del clima de invierno en la maduración de nuestra joya gastronómica.

La influencia de la temperatura en la cría del cerdo ibérico

Por el contrario de lo que se suele pensar, las bajas temperaturas propias de esta época del año afectan positivamente en la cría del cerdo ibérico. 

El frío incentiva el movimiento del animal, estimulando su desarrollo muscular y contribuyendo a la famosa infiltración en la carne, ya que las bajas temperaturas generan una distribución equilibrada de la grasa, tan esencial para la jugosidad del jamón ibérico.

cría de cerdo ibérico

Además, en invierno, la búsqueda de alimento se intensifica, lo que conduce a una dieta más variada y rica.

Esta diversificación de la dieta contribuye a la complejidad de sabores en la carne, aportando matices únicos al producto final.

El proceso de cría en ambientes fríos, establece las bases para la excepcionalidad del cerdo ibérico y, por ende, el jamón que se producirá.

Sin duda, es el primer paso en un viaje culinario que culminará en la mesa, donde los consumidores podrán disfrutar de la herencia gastronómica que estas condiciones invernales han contribuido a forjar.

El secado y salado del jamón ibérico en ambientes fríos

Ya sabéis que el secado y el salado del jamón ibérico es una etapa crítica en su proceso de elaboración.

Su realización en ambientes fríos añade una dimensión única a la calidad del producto.

Durante los meses fríos, el secado lento y controlado permite una evaporación gradual de la humedad de la carne, lo que promueve una concentración de sabores y aromas más intensa, pues los compuestos volátiles se retienen de manera más efectiva en las condiciones de frío.

Además, la baja temperatura durante el secado, forma una capa exterior firme que protege la carne y permite una curación más prolongada.
Por otro lado, el uso de la sal es crucial para la conservación del jamón ibérico y el desarrollo de sus características organolépticas.

salazón del jamón ibérico

En ambientes fríos, la sal se absorbe de manera más gradual, permitiendo una distribución uniforme a lo largo de la pieza.

Esta absorción lenta facilita una salazón más equilibrada y precisa, que preserva la jugosidad de la carne.

El clima invernal y la curación en bodega

Durante el proceso de curación en bodegas, las condiciones climáticas, especialmente durante los meses más fríos, desempeñan un papel determinante.

Durante el invierno, las bodegas ofrecen una estabilidad térmica esencial para la maduración del jamón ibérico. Las temperaturas frescas y constantes permiten una curación lenta y equilibrada, favoreciendo la transformación gradual de la carne.

La humedad en la bodega es otro factor crítico. 

Los meses invernales suelen ser más secos, lo que contribuye a mantener una humedad relativa controlada en las bodegas. 

Este ambiente controlado evita la pérdida excesiva de agua de la pieza, asegurando que la curación sea uniforme y que se desarrollen las características organolépticas deseadas.

curación jamón ibérico en bodega

Pero no solo esto. Las bajas temperaturas desaceleran el proceso de oxidación de grasas, haciendo que los sabores se integren de manera armoniosa.

El proceso más lento en temperaturas más bajas conlleva a un tiempo de maduración más extenso, lo que, a su vez, contribuye a la obtención de un jamón con una calidad excepcional.

La matanza y la bajada de temperatura

Una de las tradiciones de nuestra cultura gastronómica y relacionada de alguna manera con la producción del ibérico, es la matanza del cerdo ibérico.

Su sincronización con la bajada de las temperaturas no es casual. 

Este proceso aprovecha las condiciones óptimas del invierno para asegurar la calidad y la seguridad alimentaria del producto.

La matanza se planifica cuidadosamente para aprovechar las bajas temperaturas. Por eso este acto se suele llevar a cabo entre noviembre y febrero, proporcionando unas condiciones ideales para la conservación de la carne y la producción de embutidos ibéricos.

Las temperaturas frías ayudan a prevenir la proliferación de microorganismos indeseados y facilitan la refrigeración natural de las piezas de carne.

Matanza cerdo ibérico

Desde la cría del cerdo hasta la propia matanza y la curación en bodegas, cada fase del proceso encuentra en el frío un compañero indispensable.

La elección cuidadosa del momento de la matanza, la temperatura óptima para conservación y la maduración lenta de los productos ibéricos, destacan la importancia de este periodo en la producción de este producto de máxima calidad.

¡Que el frío invierno siga siendo el cómplice de este arte gastronómico inigualable!

Qué es Jamonturismo y en qué consiste esta experiencia gastronómica

Qué es Jamonturismo y en qué consiste esta experiencia gastronómica

¿Qué piensas si te decimos que tienes a tu disposición toda una experiencia gastronómica del jamón por la fábrica de Julián Martín en Guijuelo para descubrir los pequeños secretos que encierra el fascinante

¿Cómo hay que mantener los embutidos o el jamón una vez abierto en primavera y verano?

¿Cómo hay que mantener los embutidos o el jamón una vez abierto en primavera y verano?

¡Bienvenidos de nuevo al blog! Esperamos que estés bien. Ya ha comenzado la primavera y el buen tiempo, y de ahí, que hayamos decidido daros algunos trucos y consejos sobre cómo mantener el

Las denominaciones de origen del jamón en España y sus diferencias

Las denominaciones de origen del jamón en España y sus diferencias

Seguro que has oído hablar de D.O. cuando estás en un restaurante o leyendo alguna noticia sobre los mejores vinos del mundo la típica frase: “Esta D.O. me gusta más que  esta, se

Los sabores de la primavera en los productos ibéricos

Los sabores de la primavera en los productos ibéricos

Por todos es sabido que “La primavera la sangre altera”.  ¡Pues para nuestros cerdos, dehesa y productos ibéricos no iba a ser menos! La primavera se abre paso con su explosión de colores,

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter. Recibe descuentos y novedades.