Logo Julián Martín Dorado

Recomendaciones para mantener en las mejores condiciones los Productos Ibéricos en verano

Jamón de bellota Ibérico

En verano, lo que sí que tenemos que tener en cuenta, a diferencia del resto del año, es una serie de pautas para mantener el sabor, el aroma y la textura de los Productos Ibéricos, además de su calidad a pesar de las altas temperaturas típicas de la época estival.

Por ello en verano es primordial seguir unas normas o patrones de conservación para que nuestros productos estén siempre en condiciones óptimas para su degustación o consumo. A continuación os damos nuestros mejores consejos.

Conservar embutido ibérico en verano

¿Cómo conservar embutido ibérico en verano?

Los embutidos ibéricos como el salchichón, el chorizo o el lomo, necesitan de un lugar fresco y seco para su conservación. Deberá ser una zona bien ventilada sin luz solar directa.  Esto significa que deberás evitar el frigorífico en la medida de lo posible, pues aportaría humedad y la pieza se secaría.

El lugar apropiado es una despensa o alacena, ya que aporta las condiciones de temperatura y luz ideales. Pero si no dispones de ellas, intenta conservar tu embutido ibérico en el lugar más fresco posible de la cocina. Solo usa la nevera en caso de que el producto estuviera en lochas, envolviéndolo en papel film y con el menor aire posible. 

Cuando hayas empezado el embutido, lo mejor es colocarlo boca abajo. Y si tienes varias piezas, evita que se toquen entre sí colgándolas de manera separada. De esta manera evitarás que se condense la humedad y acabe saliendo moho.

A la hora de tapar la parte empezada lo recomendable es hacerlo con un trapo o papel de aluminio. Son materiales que permitirán que el embutido se ventile. También se puede conservar la tripa o piel del producto para tapar la parte final, o untarla en sal para que absorba la humedad. En el caso del embutido envasado al vacío, no será recomendable dejarlo dentro del envoltorio.

Embutido ibérico para verano

¿Cuánto dura el jamón abierto en verano?

En época de calor, un tiempo razonable para un Jamón Ibérico, a temperatura ambiente y bien protegido (nuestra recomendación es cubrirlo con un trapo de algodón limpio) puede durar bien unas dos semanas.  En el caso de una Paleta Ibérica, máximo unos 10 días. Esto es así porque el calor hace que el jamón sude más, pierda más grasa que lo protege y se deshidrate muy rápido. Así, no solo se seca más, sino que llega a oxidarse por la fuente constante de calor que es la temperatura ambiente de los días veraniegos.

jamón ibérico en verano

¿Cómo conservar el jamón ibérico en verano?

Lo ideal para conservar el Jamón Ibérico en verano es buscarle un lugar fresco y seco, como una despensa o bodega, donde la temperatura de conservación del Jamón Ibérico no supere los 22 o 23ºC. Si no disponemos de un espacio con estas características en casa, no habrá problema. Bastará con colocarlo en la cocina, en un lugar alejado de los fuegos y de ventanales que pueda entrar la luz directa del sol.

Si compras sobres de loncheados, te recomendamos que los conserves en el frigorífico. Para la conservación del jamón envasado al vacío, lo ideal es sacarlo de la nevera unos 30 minutos aproximadamente antes de su consumo para que esté a la temperatura ideal. Si no dispones de ese tiempo o te olvidas de hacerlo, un truco para el loncheado es introducir el sobre cerrado bajo el grifo con agua templada para acelerar el proceso. De esta forma, disfrutarás de todo su sabor.

Un gran consejo para conservar el jamón durante el verano es intentar consumir la pieza en el menor tiempo posible. Si disfrutamos de nuestro jamón cada día, no notaremos los efectos del calor. Si cortamos cada día unas tapas, la pieza tendrá la temperatura adecuada cada vez que servimos. Por lo tanto, si sois muchos en casa, o vas a comprar la pieza para algún evento importante, no tendrás que preocuparte por su conservación. Lo disfrutaréis en el momento.

Sin duda, la mejor forma de consumir el jamón ibérico durante el verano es el formato loncheado o deshuesado.

jamón ibérico loncheado en verano

Esperamos que estos consejos os sirvan para poder disfrutar al máximo de los Productos Ibéricos de Julián Martín, sin perder la esencia y sabor de cada embutido o jamón. Aprovechad este verano para conservar mejor estos productos.

Nos vemos en el siguiente blog, ¡hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sabor UMAMI: El 5º sabor presente en el Jamón Ibérico

Sabor UMAMI: El 5º sabor presente en el Jamón Ibérico

Que el sabor del jamón ibérico tiene algo que lo hace único no es ningún secreto. Esa sensación de tener un plato delante de ti, y que tu paladar empiece a notar ese

¿Cuál es el proceso del Jamón Ibérico? Las 4 fases del jamón

¿Cuál es el proceso del Jamón Ibérico? Las 4 fases del jamón

Llegas a tu casa después de un día de trabajo, vas a la cocina y ahí está, como si fuera un monumento expuesto en un museo, tu pieza de Jamón Ibérico. Te cortas

Las diferentes partes del cerdo ibérico

Las diferentes partes del cerdo ibérico

El cerdo ibérico es ese animal del que se aprovecha todo. Varios siglos de crianza en España han convertido su raza en algo muy especial. En general, del cerdo ibérico se obtienen diversas

La Montanera: En qué consiste y todas sus curiosidades

La Montanera: En qué consiste y todas sus curiosidades

Entrando el otoño y coincidiendo con la época de la caída de la bellota, tiene lugar la montanera del cerdo ibérico. Es la última fase en la cría del cerdo ibérico, en la

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter. Recibe descuentos y novedades.